Press Release

BUREAU VERITAS REALIZA VALORACIONES COMPLETAS DE LA EMPRESA A TRAVÉS DE CLIENTES OCULTOS

Dic. 26 2019

La herramienta indica la calidad de los servicios en diferentes sectores, como telecomunicaciones, educación, franquicias e industria.

Bureau Veritas Group, el líder mundial en Pruebas, Inspección y Certificación (ICT), trae la herramienta oculta del cliente como una estrategia para la evaluación del servicio, independientemente del sector empresarial de una empresa. Después de todo, uno de los principales desafíos es proporcionar una experiencia positiva previa y posterior a la venta para su audiencia. La multinacio

nal francesa ha prestado servicios a más de 15 grandes empresas en los últimos 5 años.El cliente oculto garantiza la calidad de los servicios y el servicio al cliente, especialmente de las empresas que operan con muchas tiendas o cadenas de franquicias, asegurando que la esencia del negocio permanezca, así como la satisfacción del cliente y, en consecuencia, un aumento en los ingresos.

"El cliente oculto influye en la percepción del consumidor de la calidad de la marca e impacta directamente en las ventas. Es necesario buscar la mejora continua para que una empresa tenga continuidad, evaluando y desarrollando constantemente sus servicios. Esto garantiza que los procesos, los productos e incluso su infraestructura cumplan con los estándares nacionales e internacionales ", explica Vinicius Parmezani, vicepresidente comercial y de marketing para América Latina de Bureau Veritas Group.

Cada sector del mercado tiene sus puntos sensibles y las evaluaciones se pueden realizar con la frecuencia solicitada, de semanal a anual. En el área de los alimentos, por ejemplo, los puntos que requieren mayor atención son la vida útil del producto, la finalización de todo el ciclo de ventas y la limpieza del espacio. En telecomunicaciones, las debilidades más comunes son el tiempo de servicio, las ofertas de productos y el cierre de ventas.

Para identificar estos elementos de mejora, la empresa realiza evaluaciones en diferentes aspectos, como el conocimiento del producto por parte del socio, el enfoque adoptado e incluso el aspecto del asistente. Estas etapas, experimentadas por el cliente oculto en el rol de consumidor ordinario, alcanzan la experiencia del consumidor final, con la evaluación de puntos positivos y negativos durante la estadía en el establecimiento.